Mochilero de Aventura

Viajes increibles, experiencias únicas

Florida – Fort Lauderdale


Hemos finalizado el primer crucero de 15 días y volvemos al puerto de partida. De todos modos lo tomo tranquilamente para resolver algunos asuntos prácticos como comprar unas camisas negras para trabajar y un adaptador de corriente para mi portátil.

La salida del barco ya me toca las narices. Ni siquiera mi entrada a USA en avión fue tan desagradable. He pensado que quizá porque el barco regresa del Caribe, y piensan que la gente puede traer drogas o que se yo, pero el caso es que salía con Micky alegremente por el gangway de salida y oímos una voz de mala leche … ‘where are you going!?’ o lo que es lo mismo ‘a donde vais!? Para continuar diciendo ‘es que es la primera vez que salís a puerto?’  (en mi caso sí era la primera vez en FL, pero para que explicar… jejeje) La cuestión es que esta voz no provenía del habitual miembro de tripulación encargado de seguridad, si no de la propia policía de los EEUU que estaban a bordo esperándonos a la salida! Ajaaa joer … una mujer con una mala leche en la cara que no veas (yo creo que le jodía estar montada en el barco pero sabía que no se podía venir al Caribe con nosotros 😉 ) En fin, que me enrollo, nos hizo pasar por el escáner todo (para salir!! Lo cual es habitual al entrar pero nunca al sair) pero lo más inverosímil fue que tuvimos que descalzarnos y pasar las zapatillas por el escáner, y pasar nosotros descalzos. Lo gracioso es que Micky llevaba unas chanclas de playa… y también se las tuvo que quitar … buaaa. Por si no fuera poco, todavía tuvimos que pasar un segundo control a la salida del puerto, donde el agente de turno miró varias veces mi credencial del barco y el papel de inmigración especial que tengo para ver que todo coincidía… Interesante verdad? Al menos diré que Micky estaba igual de sorprendido y me dijo que no era en absoluto normal, así que pensemos que fue solo un mal día.

Una vez fuera diré que el puerto de Fort Lauderdale es algo asó como inmenso. Estábamos en la terminal 26 para que os hagáis una idea. Teníamos un servicio de taxi gratis para salir de allí, y nos acercó a una zona de tiendas y comercios cercanos. De todos modos, yo prácticamente solo veía asfalto, todo allí es grande, y casi que hace falta coche para moverse por el complejo comercial.

Aquí os dejo un par de fotos de los alrededores..

No hay mucho más que contar de esta visita. Veremos si la próxima vez puedo hacer algo más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en abril 6, 2012 por en Caribe, Crucero - Maasdam (Holland America Line) y etiquetada con , , .
A %d blogueros les gusta esto: