Mochilero de Aventura

Viajes increibles, experiencias únicas

Ibiza Spirit


Este verano se ha presentado muy entretenido y cuando las ocasiones se presentan hay que aprovecharlas. Y así fué como a primeros de agosto, un domingo por la mañana Pablo me llamó y dijo, “tengo libre desde hoy hasta el viernes”. En cuestión de 30min y gracias al universo internet teníamos 2 billetes de avión para la isla balear.

Nos armamos de confianza y llegamos a Ibiza el mismo domingo (ya lunes) a las 2 de la mañana, sin lugar donde dormir ni reserva de coche. Varias veces diríamos luego que si hubiesemos intentado reservar algo con antelación probablemente no habríamos hecho el viaje, pues estaba TODO ocupado (al menos a precios normales) y no existía un coche disponible. Pero claro, esto aún no lo sabiamos.

Aún así, ciertas operaciones magistrales del destino nos permitieron tomar un bus con destino incierto y un angel en el cuerpo de una chica con pelo rapado al cero nos “aconsejó” bajarnos en Playa d’en Bossa y buscar algo ahí. Diría que casi de casualidad nos colamos en unos apartahoteles a preguntar (aún no se bien exáctamente a qué). Eran las 3 de la mañana, la peña de fiesta por las calles y Pablo y yo con nuestras maletillas. Allí encontrariamos a Tiago, un brasileño afincado en Ibiza que vivía con Pilar. En fin, que terminó ofreciéndonos acomodarnos en un ático que se le acababan de ir los inquilinos a un precio muy razonable, y de momento, mientras terminaba su turno nocturo podríamos dejar las maletas en el hotel y nosotros irnos de marchita!

Y más tarde llegó el sueño, y nos tiramos a la playa a descansar una horita. El amanecer en la Playa d’en Bossa no tuvo desperdicio.

A partir de aquí el programa diario se puede traducir en salir por la noche hasta más o menos las 8h, dormir hasta las 15h y tomar el sol en las calas hasta las 21h, duchita y nuevamente a empezar.

Con respecto a las salidas nocturnas, conocimos la fiesta cocoon de la discoteca Amnesia, y gracias a Pilar fuimos invitados a la fiesta de “La Troya” de la discoteca Space. Otra noche nos metimos en el Keeper y en la sucursal de Pacha “Defected in the house”. Nos quedó pendientes Bora-Bora o la Privilege, pero para la próxima. Si alguien quiere detalles más concretos sobre las incursiones nocturnas deberá pedirlos personalmente previa certificación de que es mayor de edad 😉

Ya de día visitamos la cala de las salinas

y cala salada

Y como no, el casco viejo y castillo de Ibiza merecen la pena visitar. Ahí encontramos rincones inspiradores como estos..

Una vista desde lo alto del castillo hacia el puerto de Ibiza

Y como no puede faltar en cualquier mención a esta mágica isla, una puesta de sol desde el conocido ‘Café del Mar’

El último día aprovechamos para visitar Formentera, pero eso os lo contaré en otro post…

Como veis, lo pasamos fatal y estaba todo aburridisimo, pero supimos soportarlo… la vuelta fué un poco traumática para los dos (terminamos esa misma noche de vuelta en Alicante en una fiesta Ibiza jaja), y el mensaje que quedó en nuestra mente fue “…el Ibiza spirit sigue con nosotros!”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en agosto 30, 2008 por en España y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: