Mochilero de Aventura

Viajes increibles, experiencias únicas

Cariló…un paraiso en la costa


Aprovechando la fiesta nacional del 9 de Julio tuvimos la suerte de ser invitados por Jessica a un lugar muy especial de la costa argentina. La decisión de viajar viene acompañada de una serie de advertencias respecto al clima que tendremos según la ciencia metereológica. Un frio polar se avecina y la costa parece su núcleo. Aún así, hacemos acopio de todos nuestros gorritos y nos lanzamos a la aventura.

dscf1469.jpg

Durante el trayecto ocurre una divertida anectoda. Al llegar a una zona de peaje se ha formado un pequeño atasco y entonces me entero que la práctica habitual es que todo el mundo comience a tocar el claxon. Con esto se consigue mágicamente que se levanten las barreras y todos los coches pasen sin pagar…. no conocía yo este misterioso poder del claxon, deberíamos probarlo más en España a ver si así disminuyen los atascos, no?

La playa en sí no resulta espectacular pero al menos se puede disfrutar del sentimiento de ser nada ante el gran mar que se abre en el horizonte. Incluso durante los días tranquilos que tuvimos, uno percibe la fuerza del señor “Oceano Atlántico”.

 Cariló es un lugar residencial, creado en mitad de un bosque inmenso frente a la playa. Aquí las casas, algunas verdaderas mansiones o palacios, y otras traidas directamente de cuentos de fábula, lucen en su mayoría con orgullo el nombre del arquitecto que las concibió a modo de escaparate cual típico museo.

dscf1369.jpg

Pero lo que a mi modo de ver completa el cuadro es la agradecida ausencia de pavimento, aceras, alumbrado y todos esos conocidos elementos que le recuerdan a uno de la conquista del hombre. Más aún, lo normal es que ni siquiera existan vallas o muros que delimiten las viviendas. Todo esto, en su conjunto, produce una imagen muy bella de como integrar un pueblo dentro de un bosque. Por vez primera en mi vida no tenía la fea sensación de invasión del hombre como bicho parasito que infecta la naturaleza. Aquí, ambos se integran a la perfección y uno se siente en paz con los árboles, plantas y demás habitantes del ecosistema.

dscf1389.jpg

Curiosamente este bosque en realidad fué plantado en su totalidad por los propietarios de las tierras hace ya algunas generaciones atrás, lo cual lo hace aún más asombroso dada la habitual naturaleza humana. En resumen, no solo crearon un bosque precioso, sino que además han sabido como protegerlo mientras permitián que otras personas lo disfrutaran. Este lugar desde luego me parece digno de todo ejemplo. Gracias.

Y como una imagen vale más que mil palabras aquí va una muestra para juzgen ustedes mismos y vean si comparten la misma opinión que yo.

dscf1487.jpg

dscf1450.jpg

dscf1441.jpg

Así pues, después de un fin de semana muy relajante emprendemos la vuelta a la capital y nos veremos sorprendidos por una nevada histórica. Hace 89 años que no nevaba en Buenos Aires! De camino los coches paraban en los arcenes a hacerse fotos en los campos nevados. Y para demostrarlo aquí va esta imagen… bonito final.

dscf1516.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en agosto 13, 2007 por en Argentina y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: